domingo, 11 de septiembre de 2016

Angelique Kerber será la nueva número uno


La alemana Angelique Kerber será la nueva número uno mundial tras una temporada espectacular.

Hasta este 2016, nunca había disputado ningún final de un Grand Slam, pero en los últimos nueve meses, Angelique Kerber, que el sábado se proclamó campeona del Abierto de Estados Unidos, ha ganado el Abierto de Australia, ha disputado la final de Wimbledon, se ha colgado la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río y ha derrotado Karolina Plísková en la final de Flushing Meadows (6-3, 4-6, 6-4), donde ha desbancado, además Además, Serena Williams como número uno del mundo.

"Un año de sueño", reconocía la tenista alemana, agotada -la final se jugó a 30 grados y un 66% de humedad-, tras levantar el trofeo de campeona en Nueva York.

Como en el efecto dominó, el triunfo en Australia en enero ha sido clave, según Kerber, para entender el resto de éxitos. "Gané confianza", asegura. "Y con la confianza, sólo me faltaba acostumbrarme a la presión. Y también lo he hecho. Este 2016 estoy haciendo un juego increíble", insiste.

En la misma línea, tras ganar en Nueva York, muchos se preguntaban en el Arthur Ashe Stadium qué habría pasado si Kerber no hubiera levantado aquel 'match point' en contra, en la primera ronda del Abierto de Australia , ante la japonesa Misaki Doi.

Mentalidad, aumento del trabajo físico y un juego más agresivo explican la explosión de la nueva número uno del mundo. Conocida durante sus primeros años en el circuito como una jugadora conservadora, de un tenis defensivo, desde principios de año la alemana ha decidido dar un paso adelante y dejar de esperar el error de sus rivales para provocar- la, para coger la iniciativa del juego. Y le ha ido bastante bien.

La misma Kerber, zurda como Rafa Nadal, confiesa que, en este sentido, los consejos de la gran campeona alemana Steffi Graf , con quien ha compartido horas de entrenamiento cerca de Las Vegas, han sido determinantes.

El cambio de Kerber se ha gestado, pero, en su propia academia, a Puszczykowo (Polonia), de donde es su familia paterna. Nacida en Bremen, la tenista, de 28 años, hace unos meses que vive y se entrena en la localidad polaca, cerca de Poznan, donde su abuelo montó la escuela de tenis Angie, bautizada con el nombre de la nieta . El futuro de Serena Williams
Copyright © AMHE